lunes, 10 de noviembre de 2008

"Soy Toba" en el X Festival Nacional de Cine y Video

WebPilar.com (07/10/2008). El video documental "Soy Toba", que tiene como protagonistas a los aborígenes que viven en Pte. Derqui - Pilar, fue elegido para proyectarse en el marco del X Festival Nacional de Cine y videos Documental y el II Congreso Nacional de Cultura.
El próximo 10 de octubre, a las 20 hs, el documental será emitido en el Centro Cultural Plaza Defensa (Defensa 535 – Bs. As.). El 11 y 25 del mismo mes se proyectará en el Centro Cultural de la UNGS (Roca y Muñoz, San Miguel) las 17 hs. El documental se podrá ver en el Museo Etnográfico "Juan B. Ambrosetti" dependiente de la UBA (Moreno 350 - Bs. As.) el 19 de octubre a las 16 hs. Otro de los logros del film es que fue aprobado por la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación, para su presentación en el Congreso Nacional de Cultura, a realizarse en San Miguel de Tucumán entre los días 16 y 19 de octubre del corriente año. Asimismo, el documental fue seleccionado en Canal Encuentro para su programa "Culturas Originarias", por el cual será emitido en el próximo ciclo. Del mismo modo, el equipo de producción fue invitado a una entrevista para Telered de Moreno, a transmitirse el próximo lunes 13 de octubre. El video narra la resistencia del pueblo Toba que ha sido despojado de sus tierras, teniendo que sobrevivir en el Gran Buenos Aires o en su Chaco natal. La lucha por conservar su identidad, reconstruir su cultura y respetar sus derechos son algunas de las problemáticas presentes en el film. Fue realizado por María Sara Arranz (dirección y producción), Hernán Montero (cámara), Mario Martinho (edición) y dos pasantes de la Licenciatura en Comunicación, Carlos La Torre (cámara) y María Eugenia Languni (producción). Su producción llevó alrededor de un año y no contó con financiamiento alguno, sólo el esfuerzo y esmero de sus realizadores.

1 comentario:

Maki dijo...

Del Jurado del X Festival Nacional de Cine y Video: SOY TOBA
Mejor documental social
El film logra plantear con profunda sensibilidad el dilema de las comunidades tobas condenadas a la pobreza extrema o a emigrar lejos de su tierra. Con acierto la película pone en diálogo y presenta a hombres y mujeres tobas que han hecho una y otra opción. La secuencia que atraviesa la película, dónde vemos un cazador toba en el río reproduciendo el ritual de la pesca con arco y flecha, sintetiza aquello que, sin embargo, los une: la lucha por condiciones de vida más dignas, por preservar su cultura y su identidad.